Las franquicias en España están viviendo su mejor momento tras pasar unos años muy duros con la crisis económica mundial. Después de tres años, podemos anunciar que las franquicias en nuestro país viven su momento más dulce.franquicias en España

La franquicia es el modelo de negocio por excelencia, que eligen los emprendedores, para iniciar su propio proyecto. ¿Por qué? Debido a la gran variedad de negocios franquiciados que están operativos y, sobre todo, por el mínimo riesgo que supone emprender a través de este sistema empresarial.

Pero no solo ha crecido durante estos años pasados, sino que se espera que, para el 2018, el sistema de la franquicia siga batiendo récords en cuanto a: número de enseñas operativas, facturación, creación de puestos de trabajo y presencia en el extranjero, entre otras variables.

 

Nuevas franquicias: la innovación como clave del éxito

La innovación en cualquier negocio es fundamental para no quedarse atrás y seguir avanzando en un mercado muy volátil. Así pues, las franquicias en España se caracterizan por su innovación y porque en todo momento surjen nuevas franquicias que dejan entre ver que no está todo inventado y siempre se puede ir a más.

Uno de los grandes hitos de las franquicias en España, es que nuestro país fue el primero en implantar el “Código Deontológico de la Franquicia”, en el que se regula más detalladamente las relaciones entre las figuras que forman parte del contrato de franquicia y, en cuanto a imagen internacional, este nuevo código fortalece la imagen de la marca España fuera de nuestras fronteras.

En conclusión, las franquicias en España se encuentra en su mejor momento tras pasar unos duros años de crisis económica, pero con las mejoras jurídicas, este sistema empresarial se sigue ganando la confianza de todos aquellos que quieran comenzar su propio negocio, minimizando su riesgo casi en su totalidad.