La franquicia Subway, especializada en bocadillos, sigue expandiéndose en España. La enseña, ha abierto recientemente su establecimiento nº 65 en nuestro país. Estos se unen a los de alrededor de 5.000 restaurantes distribuidos por todo el continente europeo.

Franquicia Subway SevillaPara conocer el origen de la franquicia Subway, hay que remontarse a 1965, cuando su fundado Fred DeLuca puso en funcionamiento en Connecticut, EE. UU., un restaurante dedicado a la venta de unos deliciosos bocadillos, preparados al momento. Desde ese momento, el volumen de comensales no dejó de aumentar y el propietario decidió comenzar el crecimiento de la marca mediante la fórmula de la franquicia.

En enero de 2018 y tras más de medio siglo de existencia, la franquicia Subway fue enmarcada como la franquicia de servicio rápido número 1 (QSR) en todo el mundo por suma total de establecimientos, con alrededor de 44.000 restaurantes en el planeta, dirigidos por más de 21.000 franquiciados.

Una de las franquicias más reconocidas del mundo

La franquicia Subway no se define como un concepto de comida rápida, sino una cadena de servicio rápido. La firma opera en el sector del QSR, Quick Service Restaurant. El cliente llega al local, le saludan, y le preguntan amablemente cómo quiere su bocadillo. El comensal tiene a su disposición una gran combinación de bocadillos, hecho delante de él, totalmente personalizados y a su gusto y puede también elegir entre distintos tipos de pan, -pan blanco, pan Integral y en una amplia variedad de panes condimentados-, y horneados a diario en cada uno de sus restaurantes.

Otro aspecto que hace especial a la franquicia Subway consiste en que, es en sus propios restaurantes donde se cortan y preparan diariamente las verduras frescas, así como su amplia variedad de rellenos fríos y calientes, dando lugar a más de 4.9 millones de combinaciones distintas.

La franquicia Subway ofrece también bocadillos con sabores especiales como el de bacon, el de albóndigas – auténticas albóndigas italianas cubiertas con una jugosa y deliciosa salsa marinara tradicional, el de bistec con queso – con tiritas de suculenta carne, cebolla, pimiento verde y queso fundido-, el de hamburguesas, el Pulled Pork, cubierto con salsa BBQ, y un largo etcétera.

Por si fuera poco, la cadena ofrece alternativas a este plato principal, como pueden ser sus ensaladas elaboradas al gusto del cliente, o lo postres horneados en el restaurante como las cookies.

Una franquicia para cualquier ciudad

Los restaurantes de la franquicia Subway se pueden adaptar a locales desde 15 m2 a 250 m2. Gracias a esta flexibilidad es posible encontrar un restaurante de la compañía tanto en los espacios más tradicionales (a pie de calle, en centros comerciales, o en edificios independientes) como en ubicaciones menos habituales como estaciones de servicio, aeropuertos, estaciones de tren, hospitales, universidades. etc. Todo ello la convierte en una cadena tan flexible en cuanto a tamaño como en cuanto a inversión.

Perfil inversor para una de las franquicias más rentables

La inversión para hacerse con una franquicia Subway oscila entre los 150.000 y los 200.000 euros, lo que también la sitúa como la más económica actualmente dentro del sector de las franquicias de fast food.

Por último, destaca lo sencillo de operar una franquicia de la compañía, pues no es necesario salida de humos y se pueden abrir restaurantes en lugares convencionales (a pie de calle, centros comerciales…) y no convencionales, como en gasolineras, universidades, parques temáticos, museos, estadios u hospitales.