La red de franquicias CeX, cuenta con un equipo especializado en evaluar y detectar las posibles mejoras de los puntos de venta conocido como “Proyecto Ninja.” De este modo, la central envía a un equipo de profesionales encargados de observar la operativa de cada establecimiento, proporcionando un soporte a medida, de manera que se introducen completamente en el funcionamiento del establecimiento y trabajan junto a sus empleados para estudiar los aspectos de mejora.

De este modo, el objetivo del “Proyecto Ninja” es ayudar a todas las tiendas a combatir las dificultades y buscar una mejor optimización de los recursos en cada uno de los puntos de venta con el objetivo de aumentar los beneficios.

Tras más de 25 años de experiencia en el mercado, la franquicia de tiendas especializadas ha logrado consolidar un modelo de franquicia pensado para satisfacer las necesidades tanto de los clientes que quieren comprar, como de aquellos que quieren vender. La franquicia CeX cuida minuciosamente todos los factores que intervienen en la actividad para optimizar al máximo el rendimiento de cada una de sus tiendas.

Debido a toda esta asistencia, la enseña ha experimentado un crecimiento en las ventas del 3,1% respecto al ejercicio pasado. En este mismo aspecto, las compras de productos a sus clientes también han visto como aumentaban un 7,5% respecto a 2017.

La firma emplea un software especializado para determinar precios en base a la demanda del producto y la oferta esperada. Desde la central se realiza un seguimiento permanente de los artículos analizando las ventas, compras, stock y rotación. De esta manera, se redistribuyen a las tiendas que más se ajusten.

Con este sistema se puede establecer un precio de compra óptimo y un precio de venta muy competitivo, ofreciendo una gran accesibilidad al cliente para comprar un producto a un precio que de otra manera sería muy difícil conseguir.