El origen de la franquicia Lizarran, lo encontramos en Sitges, en el emblemático establecimiento Izarra, ubicado en la calle Mayor 22, en donde Mateo Ferrero, fundador de la cadena, abrió sus puertas en 1988. Desde entonces, la oferta gastronómica de esta enseña sigue conquistando al público más exigente.

Restaurante IZARRA de la franquicia LizarranDe este modo, la franquicia de tabernas y tapas, sigue después de 30 años imparable tanto en su expansión por España como en los 14 países donde cuenta con restaurantes. Actualmente, cuenta con locales en Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

El primer establecimiento del continente americano se abrió en 2012 en México, la buena acogida que tuvo la marca supuso que su crecimiento evolucionase con un ritmo continuo en la apertura de nuevos mercados globales. Tan solo tres años más tarde, en 2015, la franquicia Lizarran llegó a Ecuador, Estados Unidos y Panamá.

‘Mejor franquicia’ gracias a su trayectoria

La franquicia Lizarran ha recibido este año 2018 el galardón a “Mejor Marca” en la 28 edición de los Premios Ejecutivos. Este reconocimiento es debido a la trayectoria de la enseña, su internacionalización y su posicionamiento en el mercado.

En este aspecto, la franquicia de bares y cervecerías ha obtenido este reconocimiento por ser una de las firmas más reconocidas del sector en nuestro país y una de las alternativas de restauración preferidas por los inversores.

La franquicia de hostelería y restauración celebra 30 años y ha vendido más de 200 millones de pintxos desde su inauguración. Asimismo, está considerada como una de las franquicias de restauración española con mayor presencia fuera de nuestras fronteras. Los directores de este premio destacan que la franquicia Lizarran ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de 2018, como por ejemplo, estar incluida entre las 100 mejores franquicias del planeta, según el ranking de Franchise Direct.

El local original se incorpora a la cadena

Además, el original restaurante Izarra se incorpora también a la cadena de pinchos y cañas para potenciar su consolidación en España. Asimismo, la enseña continúa explotando el local número dos de la marca en la calle de San Pau, otro en el Paseo de la Ribera y proyecta abrir en diciembre un cuarto local en la céntrica Cap de la Vila de Sitges. 

Para Comess Group es muy emocionante contar con la re-incorporación del Izarra de Sitges, dentro de nuestra enseña más reconocida. Es una manera de volver la vista a nuestros orígenes y valorar el recorrido que ha tenido la franquicia Lizarran desde su creación en el año de nuestro 30 aniversario”, en palabras de Manuel Robledo, Presidente de Comess Group.