La franquicia norteamericana Orangetheory Fitness, que trajo a nuestro país el entrenamiento que ha causado una auténtica revolución en el sector de los gimnasios, ha firmado la apertura de 8 estudios fitness en Barcelona en los próximos 2 años y medio. Las inauguraciones de los nuevos centros supondrán una inversión inicial de 450.000 cada uno y estarán ubicados en los barrios más representativos de la ciudad.

Según David Estébanez, director de la expansión de la cadena, los ocho nuevos centros serán impulsados por un grupo empresarial catalán interesados en hacerse con los derechos del modelo de negocio de estas franquicias tan revolucionarias.

Orangetheory Fitness fue fundada en 2010 y ha sido una de las compañías con mayor desarrollo en su sector durante 2017, llegando a inaugurar 294 estudios alrededor de todo el mundo ese año. Actualmente, la franquicia ya está implantada en 18 mercados internacionales: Alemania, Australia, México, España, Reino Unido, China, Colombia, Canadá, Chile, Estados Unidos, Israel, Japón, Hong Kong, Singapur, Guatemala, Kuwait, República Dominicana y Perú. 

En España, la compañía inauguró su primer estudio en el Centro Comercial Diversia de Madrid hace precisamente un año, y acaba de inaugurar su segundo centro en la capital. Tan solo doce meses después de su primera implantación, la compañía aborda su expansión en franquicia en Cataluña, un mercado con fuerte desarrollo del sector del fitness y el deporte.

El modelo de negocio Orangetheory Fitness consiste en ofrecer clases de una hora grupales, con un máximo de 24 personas, dirigidas por un monitor. Cada participante usa un monitor de ritmo cardíaco que le permite ver, en las pantallas del estudio, y más tarde en su smartwatch, su frecuencia cardíaca máxima durante todo el entrenamiento.

Esta combinación de tecnología y método es capaz de lograr unos resultados que son los responsables de su importante expansión a nivel internacional. Ahora la compañía inicia su expansión en España a través del sistema de franquicia.