El grupo cervecero Heineken ha obtenido unas ganancias de 433 millones de euros la primera mitad de 2016; esto supone un 33% más que el anterior año. Todo ello gracias a su reciente crecimiento en mercados como el ruso y la notoriedad de su cerveza light en Estados Unidos.

Estos resultados superan las estimaciones planteadas por los expertos consultados por la agencia Bloomberg, que estimaban que la tercera compañía de cerveza de Europa obtuviera un beneficio neto de 409,5 millones de euros entre enero y junio.

Heineken ha aumentado sus ventas un 12% en este periodo, hasta los 5.740 millones, gracias al tirón de la demanda por el Mundial de Fútbol celebrado en Alemania y a su fuerte presencia en Europa del Este y Central.

Precisamente esta región, con la especial aportación de Rusia, ha permitido que el volumen de cerveza vendido por el grupo haya alcanzado los 62,8 millones de hectolitros.

EEUU

No obstante, los mercados emergentes no han sido la única apuesta del grupo holandés. Heineken ha anunciado que espera vender más de 600.000 hectolitros de su nueva cerveza light lanzada en Estados Unidos, cuando su previsión inicial era de 300.000 hectolitros.