Para garantizar el éxito en una operación de compraventa y hacerlo en el menor tiempo posible, la franquicia Alfa Inmobiliaria aconseja contar con el asesoramiento de un agente inmobiliario con amplia experiencia. Este profesional será un conocedor del mercado inmobiliario en su zona, y podrá ayudarle a realizar la mejor operación, en el menos tiempo posible, y, sobre todo, sin contratiempos.

Franquicia Alfa Inmobiliaria“En el momento de poner tu casa a la venta, afectan muchos factores. Algunos son propios de la vivienda y complicados de cambiar como es el estado de la misma, su ubicación, su orientación, etc” en palabras de Jesús Duque, vicepresidente de la cadena que añade. “Otros no dependen de la casa, pero afectan directamente sobre la venta.”

De este modo, la cadena de franquicias inmobiliarias, expone las claves para sellar una estrategia de venta de una casa, y conseguirlo antes que la competencia. Precio, plazo disponible para realizar la venta, y plan de marketing, plan de promoción y venta y visita a la vivienda.

1. Un precio idóneo: El precio de una vivienda cambia permanentemente, asegura Duque, y una inadecuada decisión en este aspecto, tendrá un efecto definitivo en el resultado final de esta operación”. Por este motivo, recomienda analizar objetivamente la situación del mercado en ese preciso momento; la oferta de viviendas similares; su ubicación, el estado real de la vivienda, la percepción que transmite, etc. En opinión de este directivo, cuando una vivienda se pone a la venta por un precio superior a lo adecuado, la propiedad se quema y se termina vendiendo por un precio inferior a su valor si no se va ajustando el precio.

2. Plazo disponible de venta: la venta de una vivienda es el resultado de una ecuación en la que las variables son precio y tiempo para venderla. Si el vendedor tiene urgencia por vender su propiedad, lo más razonable es que ajuste el precio desde el momento inicial, afirma Duque. Si no tiene prisa, al menos tiene que determinar un plazo de tiempo, 3 meses, 6 meses, no más de 6 meses y en ese tiempo ir haciendo ajustes de precio hasta que finalmente se venda, el precio de venta siempre lo pone el mercado.

3. Estrategia de marketing: el primer paso antes de comenzar la comercialización de una vivienda será analizar las cualidades de la vivienda para así poder hacer un plan de promoción y venta adecuado. Para ello, Alfa Inmobiliaria recomienda hacer un estudio en profundidad del perfil de los posibles compradores (esta información será clave a la hora de elegir los medios de comunicación más adecuados para promocionar la vivienda), y de las ventajas y desventajas de la vivienda, que nos ayudará a fijar un precio adecuado y a estudiar si es necesario realizar algún tipo de mejores en la casa antes de ponerla a la venta.

4. Estrategia de promoción: Las compañías trabajan cada vez más el marketing inmobiliario personalizado. Es decir, en función de las características de una vivienda, opta por un tipo u otro de promoción, introduciendo en cada vez más casos herramientas como la realidad virtual y el 3-D, la presencia en Redes Sociales, marketing de contenidos, los Google Ads, etc, combinados con herramientas más tradicionales como la presencia en los grandes portales inmobiliarios tanto nacionales como internacionales, con fichas de la vivienda que incluyan un adecuado reportaje fotográfico y de vídeo, la promoción directa e incluso el envío automático a los clientes compradores de nuestra base de datos.

5. La visita. Una vez captada la atención de un posible comprador, el siguiente paso será preparar adecuadamente la visita a la vivienda. Y este es otro paso crucial”Siempre decimos que, en los 90 primeros segundos, un comprador sabe si está interesado en la vivienda o no” afirma Duque. Una casa excesivamente calurosa y mal refrigerada, oscura, en la que no huela bien, o con un alto nivel de ruido, hará muy improbable que surja el flechazo.