En España, 148.600 personas se pueden vanagloriar de pertenecer al selecto grupo de ciudadanos ricos del mundo al acumular un patrimonio superior al millón de dólares (800.000 euros), excluida la primera vivienda y las inversiones tangibles. Además, 1.500 españoles son ultramillonarios, es decir, que cuentan con activos financieros netos de más de 24 millones de euros, una fortuna que solo poseen 85.400 personas en todo el mundo. Esos son los resultados del Informe de 2005 sobre la Riqueza en el Mundo de Merrill Lynch y Capgemini Consulting.

Aunque España aún está lejos de las cifras de población adinerada que exhiben Estados Unidos y Japón, en 2005 ingresó en el top ten de las naciones que tienen más ciudadanos con unos activos financieros netos mínimos de 800.000 euros. España se ubicó décimo, por debajo de Italia, en un listado liderado por Estados Unidos, con 2,6 millones de ciudadanos ricos. También en 2005, España fue el segundo país con mayor crecimiento del número de ciudadanos ricos en la zona del Euro, con un 5,7%, superado por Austria, mientras que la media de crecimiento de Europa fue del 2,7%.

Las causas del incremento de la riqueza en España son la positiva evolución de las bolsas, la revalorización del mercado inmobiliario y el incremento de la riqueza general, según el consejero delegado de Merrill Lynch para el Sur de Europa, José María Ortega, y el responsable de Servicios Financieros de Capgemini, Andrés Guibert.

España presenta una tendencia al alza excepcional en Europa, el continente que creció menos en 2005. Según el informe, la alta tasa de desempleo en Alemania y la escasa subida del 0,9% de su PIB, frenaron la creación de riqueza en la región.

El incremento de la riqueza también se desaceleró en Estados Unidos, donde por primera vez en tres años, el aumento del número de particulares con patrimonios elevados no consiguió superar al de 2004. A pesar de esta desaceleración, Norteamérica sigue siendo la región del mundo con mayor riqueza acumulada.

La estrellas del informe, con los mejores resultados, son la región de Asia-Pacífico y los mercados emergentes. El número de particulares con patrimonios elevados creció de forma espectacular en Corea del Sur, con un incremento del 21,3%. En India, el aumento fue del 19,3% y en Rusia, del 17,4%.

En total, en el mundo existen 8,7 millones de ricos, una cifra que en 2005 se incrementó en 6,5% en relación con 2004 y que prácticamente se ha duplicado en 10 años, ya que en 1996 se contabilizaron 4,5 millones de millonarios. El volumen de riqueza que acaparaban estos particulares creció el año pasado a mayor ritmo que el número de personas que se incorporó a ese selecto club. Así, los particulares con patrimonios elevados controlaban a cierre de 2005 unos activos netos por valor de 33,3 billones de dólares, el 8,5% más que en 2004.

El Informe prevé que la riqueza financiera controlada por las personas de patrimonio elevado llegue a 44,6 billones de dólares en 2010, con una tasa anual de crecimiento del 6%.La mayor parte (14,5 billones) estará en manos de multimillonarios de Norteamérica, mientras que los europeos controlarán 11,2 billones, seguidos por los asiáticos, con 10,6 billones