Café del Mar crecerá como franquicia. En 1978, Ramón Guiral, Carlos Andrea y José Les abrieron un bar a orillas del Mediterráneo bajo el eslógan: “El Café del Mar nació para ponerle música a la puesta de sol”. Desde entonces, la fama de este café no ha dejado de crecer, y el último paso ha sido apostar por la franquicia para su expansión.

La compañía ha previsto tres modalidades de franquicia: “sunset bar” con o sin tienda, y tienda Café del Mar. En los dos primeros casos, la franquicia recrea el establecimiento ibicenco, con el valor añadido de la venta de productos licenciados en la opción con tienda. La última modalidad se trata de un comercio de venta al por menor de artículos bajo la marca Café del Mar.

Ayudas desde la central

En el caso del “sunset bar”, la central asesora especialmente sobre sistemas de sonido, música e iluminación del local, y necesidades de personal. Café del Mar ofrece además exclusividad territorial, dispone de un sello discrográficoy se compormete a promocionar fiestas de promoción para cada franquicia. Otra de las ventajas que aporta la compañía pasa por la realización de una auditoría periódica para revele las recomendaciones necesarias para mejorar la actividad de la franquicia.

La inversión se estima en torno a los 1.500 euros por metro cuadrado para el interior del local, y 500 euros / m2 en el caso de la terraza. El local debe poseer una dimensión mínima de 100 m2 y posibilidad de terraza para el Sunset Bar, y de 40 m2 para la tienda Café del Mar.

El canon de adhesión oscila entre los 10.000 y los 30.000 euros en función del número de habitantes en el caso del “sunset bar” con terraza, y una cuota anual del 15% de dicho canon. En el caso de la tienda Café del Mar, el canon se sitúa entre los 5.000 y los 15.000 euros, y una cuota anual de un 10% del mismo. Por otro lado, estos cánones pueden verse incrementados en el caso de que la franquicia se ubique en según qué zonas del mundo.