eduardo rojasLa franquicia Mail Boxes Etc. se trata de una compañía consolidada que cuenta con más de 1.600 centros en más de 30 países. Para cualquier persona que quiera emprender, esta compañía es ideal si se quiere llegar al éxito con su nuevo proyecto empresarial y estar respaldado por una compañía con un modelo empresarial probado y capaz de facturar 410 millones de euros.

Conocer la impresión y las sensaciones de los franquiciados es imprescindibles, por ello, desde lafranquicia.es queremos mostraros una entrevista con Eduardo Rojas García, franquiciado de Mail Boxes Etc. en Alcalá de Henares.

¿Por qué decidió convertirse en franquiciado de Mail Boxes Etc.?

El sistema de negocio de la compañía me interesó bastante, busqué información e investigué. Me di cuenta que estaba ante una franquicia con una amplia experiencia probada en el mercado y que es capaz de obtener grandes resultados.

 

  • ¿A qué te dedicabas anteriormente?

Mi anterior puesto de trabajo tenía que ver con la construcción de obra civil. Era el propietario de una empresa de maquinaria de obra pública.

 

  • Son muchas las actividades que realiza la franquicia Mail Boxes Etc. De todas ellas, ¿cuál piensas que es la más importante, y cuál crees que es la más afín según su personalidad?

Todas las actividades que desarrollamos desde la compañía son importantes, pero en mi caso, la que más se identifica con nuestra oficina es la relacionada con los envíos.

 

  • ¿Cuáles son los objetivos que se han marcado para este año?

Nuestra oficina ya cuenta con tres años de experiencia, por ello, nuestro objetivo para el presente año, es el de consolidar la oficina y poder crecer lo máximo posible.

 

  • Para todos aquellos que se estén planteando en emprender, ¿qué consejos les dirías?

Comenzar a gestionar tu propio negocio consiste en: trabajar mucho la labor comercial, no rendirse. En conclusión, lo que los americanos llaman “sembrar, sembrar…”.

Es imprescindible ser muy empático con cada uno de los clientes, debido al tipo de negocio con el que trabajamos, y, como todas las cosas en la vida… tener una poco de suerte.