Montar una franquicia se ha convertido en una de las grandes opciones de los emprendedores para gestionar su propia empresa. Esta fórmula de negocio cada vez está más extendida tanto por los que quieren dedicarse al autoempleo como por los que quieren hacer crecer su compañía de una forma rápida y segura.

Para un franquiciado, montar una franquicia desde el inicio supone comenzar un negocio a partir de un modelo empresarial que ha sido demostrado como todo un éxito, incluso, en varios mercados diferentes, además de ser una manera efectiva de emprender con grandes garantías de rentabilidad.

Ante todo, para montar una franquicia y que esta funcione es imprescindible que todo franquiciado tenga en cuenta las siguientes pautas:

  • Investigar. Todos los franquiciados deben tener claro, además del sector en el que quieren desarrollarse profesionalmente, cuáles somontar franquician las mejores franquicias que existen en esa actividad y cuáles son las que se adaptan a sus recursos. Para ello, deben analizar y estudiar todas las opciones que ofrece el mercado: visitar la página del registro de franquiciadores, acudir a las ferias de franquicias más importantes del país o, directamente solicitar información directamente a las enseñas, son acciones que permiten conocer de cerca el mundo de la franquicia.
  • Contrastar. Es importante no creerse toda la información que pueden facilitarte las enseñas y las consultoras especializadas. Nadie mejor que tú sabe tus posibilidades, por lo que, es importante que tú mismo contrastes datos e informes, además, ponerte en contacto con otros franquiciados de la compañía puede ser muy positivo para conocer la experiencia de emprender en la enseña desde un caso muy cercano.
  • Capacidad. las compañías no realizan un contrato de franquicia con el primero que se presente, para ello, seleccionan a personas con las capacidades que ellos requieran oportunas para llevar al éxito el negocio. Tener claro el perfil de empresario que piden y adaptarse a las exigencias, son factores claves para convertirte en un gran candidato.
  • Ubicación. Más del 50% del éxito al montar una franquicia se debe a la ubicación del negocio. Tomarse el tiempo necesario y analizar cada local con el mínimo detalle será lo que marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu nuevo negocio.
  • Contrato de franquicia: la negociación del contrato de franquicia es imprescindible. Saber rodearte de abogados especializados, va a ser clave para poder llegar a firmar un verdadero contrato beneficioso para ambas partes.

En conclusión si quieres iniciar tu propio negocio, montar una franquicia ha logrado conseguir ser una de las mejores opciones pero, para ello, hay que tener claros aspectos como el presupuesto con el que contamos, el sector de actividad o la ubicación del local.