El volumen de inversión de capital riesgo en España alcanzó en el primer trimestre de 2005 los 475 millones de euros, un 139% más que en el mismo período del año anterior, anunció el miércoles la Asociación Española de entidades de capital riesgo (ASCRI). Nueve operaciones superaron los 10 millones de euros de capital en el primer trimestre, mientras que dos de ellas incluso sobrepasaron los 100 millones de euros, según datos facilitados por ASCRI.

La asociación también explicó que las operaciones apalancadas alcanzaron el 75% del total invertido, nivel muy similar al que tienen otros países europeos donde el capital riesgo está más desarrollado.

Por su parte, la captación de nuevos fondos en este área ascendió a 151,9 millones de euros, con un crecimiento interanual del 113%, mientras que la actividad desinversora alcanzó los 191,2 millones de euros, un 128% más que en el primer trimestre de 2004, según ASCRI.

NUEVA LEY CAPITAL RIESGO

El presidente de ASCRI, Jorge Mataix, reconoció que la mayor parte del dinero invertido en España en capital riesgo proviene de capital extranjero y expresó su confianza en que la nueva ley de capital riesgo sea el punto de partida para que inversores españoles se incorporen a esta actividad.”

El presidente de la asociación adelantó hoy que espera que nueva ley de capital riesgo se aprueba antes de finales de 2005.”El proyecto se discutirá en el parlamento previsiblemente después de verano y se aprobará seguramente antes de finales del año”, expresó Mataix.

El proyecto de nueva ley pretende introducir una serie de innovaciones en la regulación de capital riesgo, entre las que destacan la creación de la figura de fondo de fondos, lo que favorece el acceso de inversores privados e institucionales.

La nueva legislación permite asimismo la creación de un régimen simplificado para inversiones cualificados y amplía su ámbito de actuación al permitir la adquisición de empresas cotizadas con el objetivo de su exclusión de cotización, y la posibildad de asesorar empresas no participadas.

La asociación se mostró confiada en que las mejoras introducidas en la nueva ley de capital riesgo conviertan a las sociedad de capital riesgo (SCR) y a los fondos de capital riesgo (FCR) en los vehículos idóneos de inversión en España.

ASCRI cifró en un 5% la captación de inversión española en capital riesgo en el mercado libre cuando en un mercado sólido este porcentaje debería ascender hasta el 50%, según los directivos de la asociación.

“Alcanzar un 20-30% sería en un primer momento el objetivo más razonable en la captación española de fondos hacia el capital riesgo”, manifestó el vicepresidente de ASCRI, Juan Díaz-Laviada.”