El low cost no deja de expandirse y, como no iba a ser menos, también llega a la moda y en concreto a las franquicias de ropa.franquicias ropa

Poder emprender en uno de los sectores con más rentabilidad y más oferta de negocios, a un bajo coste, es toda una oportunidad, que no se puede desaprovechar, para aquellos que no cuentan con una gran cantidad de recursos económicos.

De esta forma desde la franquicia.es queremos proponeros varios modelos de negocios de franquicias de ropa, que son tendencia en el mercado de la moda.

 

Franquicia La Barata

Esta franquicia de ropa aparece con fuerza en el mercado de la moda low cost gracias a un modelo de negocio en el que sus prendas y complementos, destinadas al público femenino, no superan los 10€.

Pero no solo destaca por el bajo coste de sus productos, sino porque desde el año 2012 ofrece oportunidades de autoempleo económicas, con una serie de ventajas, que otras franquicias de ropa no pueden ofrecer, entre estas: una inversión de 19.990€, un contrato de franquicia con una duración de 5 años renovables, sin costes ni permanencia, no necesita de canon de entrada ni de royalties, los franquiciados gozarán de un área geográfica exclusiva para poder sacar la máxima rentabilidad de su negocio… entre otras.

 

Franquicia Dörett

Las franquicias de ropa infantil se encuentran en pleno crecimiento y la firma de moda Dörett se une a este boom.  En cada uno de sus establecimientos se ofrece la última moda para los más pequeños, con una edad de entre 0 a 14 años y el éxito es tal, que la enseña no solo opera en España, sino también en Portugal.

Para aquellos interesados en las franquicias de moda infantil, poder abrir una tienda junto con la compañía Dörett únicamente supondrá realizar una inversión de 49.900€ y un canon de entrada de 15.000€. En cuanto al contrato de franquicia, la duración de este será de 5 años y en él se plasmará todas las ventajas que se generan tras la firma del acuerdo como el área geográfica , el know how, la formación, las características del local… etc.

 

En conclusión, el low cost se apodera de las franquicias de ropa, surgiendo modelos de negocio muy interesantes en los que poder invertir.