Situado en el centro de Valencia, Ostras Pedrín nace como mezcla del clásico bar de toda la vida y un proyecto innovador, a partes iguales. Se trata, por tanto, de un establecimiento con personalidad propia, tanto en fondo como en forma, especializado en ostras y donde el sabor a mar se respira por los cuatro costados.

Esta original propuesta gastronómica, que ha arrasado entre el público, es el resultado de la combinación de tres vidas (peculiares y nada parecidas entre sí) unidas con el propósito de crear un lugar único en el que perderse. Antonio González, artista, Salvador Barres, hostelero y César Gómez, criador de ostras, aportan su particular visión y experiencia personal para materializar un concepto de bar diferente.Ostras Pedrín, franquicia, especialistas en ostras, conservas gourmet, hostelería

En este sentido, Ostras Pedrín acerca un producto tan gourmet como la ostra, a todo tipo de personas, bolsillos y paladares. El espacio ofrece su producto estrella de máxima calidad gracias a los criaderos con los que cuenta en diferentes puntos de España y de Francia. Algo totalmente diferenciador que les permite, no solo controlar todo el proceso del producto, sino ofrecer una amplia variedad de ostras de diferentes tipos, texturas y particularidades.

“Cuidamos con esmero todo el proceso de cría y transporte, asegurando que nuestros clientes degusten un producto absolutamente extraordinario, en las diferentes modalidades”, comenta César Gómez, quien añade “disponemos tanto de ostras crudas, que acompañamos con nuestras salsas o con limón, como de ostras cocinadas, ya sean en tempura, escabeche o a la plancha”

Para que el maridaje del producto se deguste en su máximo esplendor, Ostras Pedrín dispone de una selección de vinos y cervezas de calidad, que potencian el sabor de cualquiera de las referencias de la carta, tanto de las ostras como de los ahumados, latas y aperitivos. Contando incluso con productos propios que les permiten responder íntegramente de su calidad y contribuyen a fortalecer su imagen de marca. Además, como culmen, los clientes pueden degustar la combinación más glamurosa y que ya se ha convertido en todo un clásico: ostras & champagne, sin duda todo un icono del placer.

Ubicado en la céntrica calle de Bonaire, Ostras Pedrín arrasa entre el público con su innovadora propuesta gastronómica. “Nacimos directamente con el objetivo de expandirnos. Lo que ahora conocemos como Ostras Pedrín era un concepto que rondaba en nuestra cabeza desde hacía años. Sin duda no nos equivocábamos. Ahora que hemos comprobado el éxito de esta propuesta gastronómica entre el público creemos que es el momento de iniciar una fuerte expansión nacional que nos permita implantarnos en las principales ciudades españolas”, apunta Salvador Barres.

El diseño cuidado, pero a la vez sencillo y sin demasiados ornamentos, acompañan a su oferta gastronómica y le permiten crear un espacio para el deleite para los sentidos, empezando por el gusto. “Nuestro objetivo es que todas las personas que nos visiten se encuentren cómodas y degusten productos que no encuentran en otros lugares al mismo nivel de calidad. Y es, precisamente, en este equilibrio donde se encuentra la base de Ostras Pedrín”, finaliza Antonio González.

La compañía ha diseñado una fuerte estrategia de expansión mediante la cual pretende, inicialmente, dar el salto a la capital española para, posteriormente, ir incorporando locales en las principales ciudades del territorio nacional de manera progresiva.