Las estaciones de otoño e invierno se establecen como las mejores épocas para iniciar los tratamientos láser pues, permite a cada paciente continuar con él durante todo el invierno, realizando varias sesiones previas al verano.  

Normalmente, al acercarse la época estival se incrementa el número de usuarios que solicitan los servicios de eliminación del vello de forma permanente. Sin embargo, para que el tratamiento sea realmente efectivo y visible, es necesario iniciarlo con anterioridad para tener realizadas, de margen, entre tres y cuatro sesiones.

Las clínicas de Corporación Capilar Dermatológica están especializadas en diferentes tipos de láser, lo que posibilita a los profesionales de la compañía adaptarlo a las necesidades particulares de la piel y del vello de cada usuario. En este sentido, Emma Hermida, Directora de Corporación Capilar Dermatológica apunta que, “No todas las pieles son iguales, ni el vello es igual. Por ello, vimos que había un nicho de mercado al que no se estaba dando servicio pues, nadie estaba ofreciendo estos tratamientos”.

Normalmente se necesitan una media de entre seis y ocho sesiones, aunque siempre depende de cada paciente y sus condiciones particulares. Corporación Capilar Dermatológica se establece en el mercado como la cadena de clínicas médico sanitarias dermatológicas especializada en la solución de problemas del cabello y del vello. La cadena, que cuenta con más de 14 años de experiencia en el mercado y supera los 26.000 pacientes atendidos, ofrece todos sus tratamientos bajo la supervisión de un equipo médico que garantice la seguridad de cada paciente, obteniendo los mejores resultados.

En Corporación Capilar Dermatológica prestamos especial importancia a la calidad de los tratamientos que realizamos a nuestros pacientes. Por ello, es imprescindible contar con médicos que controlen que todo se haga correctamente”, comenta Emma Hermida, quien añade, “Las personas que realizan los tratamientos son profesionales cualificados dentro del sector tales como auxiliares, técnicos o personal clínico. Siempre supervisado por un médico que elabore el historial de cada paciente y le establezca las fluencias y el láser correspondiente”.

La compañía, que gestiona tres clínicas situadas en Madrid, Barcelona y Sevilla, combina un sólido expertisse en las áreas de dermatología, cosmetología y tecnología, con un claro enfoque de gestión y aplicación de criterios empresariales y de rentabilidad que se consiguen precisamente, uniendo la gestión dinámica de acciones de captación y la retención de clientes, junto con la ejecución de protocolos bien definidos.

Actualmente, Corporación Capilar Dermatológica se presenta en el mercado de la franquicia por su exitoso modelo de negocio, de reducida inversión y alta rentabilidad enfocado a aquellos emprendedores interesados en el sector y que deseen iniciar una aventura empresarial de éxito bajo el paraguas de una marca ya asentada en el mercado.