La red de jugueterías Toys “R” Us Iberia, recién salvada de su extinción, mantiene su apuesta en nuestros país y Portugal y se expandirá en los próximos 5 años mediante franquicias Toys “R” Us Express (alrededor de 25), la inauguración de establecimientos de gran formato (otras 10) y la apuesta de la venta online, según han confirmado medios del sector.

Franquicia Toys R Us ExpressA día de hoy, la franquicia de juguetes, regalos y fiesta, da trabajo a unas 1.300 personas en nuestro país, equipo que pretende aumentar hasta las 2.000 personas de cara a la época navideña y que también fortalecerá para enfrentarse a su nuevo plan de negocio entre 150 y 200 contrataciones.

Asimismo, la enseña tiene intención de elevar el trabajo directo que genera en España y Portugal a través de la sustitución de proveedores internacionales, que la gran mayoría fabrican en Asia, por establecimientos, lo que, a su vez, les facilitará reducir el coste y ser más flexibles cuando tengan que adaptarse a los gustos de los consumidores.

En un comunicado, los nuevos altos mandos de la empresa (el fondo Green Swan y su equipo directivo), han defendido hoy la viabilidad de la compañía y han afirmado que ahora que no depende de Estados Unidos, que hasta su quiebra estaba controlada por fondos “buitre”, podrá desarrollar todo el potencial con el que cuenta para ser una franquicia referente en el sector.

El primer punto será el de reconvertir su cadena de tiendas (51 en España y 10 en Portugal) en establecimientos en los que los consumidores puedan disfrutar de una experiencia de compra, un nuevo concepto que estrenará el sábado en la tienda que abrirá en el centro comercial Islazul de Madrid y que en octubre extenderá al resto de su cadena.

Por consiguiente, para destacar en el mercado online, las tiendas de la cadena pasarán a contar con espacios en los que los niños podrán probar los juguetes y en los que los empleados harán demostraciones de uso, para lo que reforzarán las plantillas con entre 150 o 200 contrataciones, se impartirán charlas para padres o se organizarán talleres para niños sobre ciencias o matemáticas.

También, se introducirán nuevas secciones como, por ejemplo, una dedicada a “niños adultos” u otra pensada para los abuelos, y se ofrecerá espacio a los emprendedores para que puedan exponer sus juguetes innovadores.

En este mismo aspecto, la compañía ha confirmado que se potenciará la venta online, comenzará a franquiciar sus tiendas pequeñas, denominadas Toys “R” Us Express, y seguirá abriendo tiendas de gran formato (unos 3.500 metros cuadrados) en propiedad.

Establecimientos de gran formato inauguraremos una o dos por año y de las pequeñas el objetivo es abrir alrededor de 25 en los próximos 5 años”, en palabras Paulo Sousa, nuevo consejero delegado de Toys “R” Us que añade. “Cada una de las franquicias Toys “R” Us Express significa la creación de entre 15 y 20 empleos, dependiendo de la época del año, y qué estas les permite llegar a poblaciones de menor tamaño y al centro de la grandes ciudades”.

Por último, los dueños han destacado que la cadena cuenta con un patrimonio neto de más de 112 millones de euros y que el objetivo es que el próximo curso recupere su nivel de ventas de los últimos años, unos 200 millones de euros frente a los 178 millones de 2018.