Toys R US acelerará su crecimiento en España después de que un consorcio estadounidense comprara la totalidad de la multinacional de juguetes, según aseguró el director general de la empresa en el mercado ibérico, Antonio Urcelay Éste calificó la operación de buena noticia para las actividades en España.

Los nuevos inversores valoran muy positivamente la evolución de los movimientos en el mercado europeo, en general, y en el español, en particular. Han manifestado su deseo de agilizar el ritmo de crecimiento en España, que se podría concretar en la apertura de más de tres establecimientos por año.

Urcelay afirmó que es probable que la toma de control por parte del consorcio suponga cambios en la cúpula directiva en todos los países dónde la marca está presente, pero descartó un proceso de reestructuración organizativa y laboral en España. “No va a haber ninguna reducción del número de puestos de trabajo. En España no hay nada que temer”, afirmó.

Mantenimiento de la participación

El director general de Toys R US Ibérica comunicó que el consorcio estadounidense está formado por inversores financieros, “que no suelen presentar el mismo deseo de permanencia en un sector que los inversores especializados”, pero aseguró que no prevén vender la compañía o de sus activos.

El consorcio estadounidense formado por las firmas de inversión Bain Capital y Kohlberg Kravis Roberts & Co (KKR) y el grupo inmobiliario Vornado Realty Trust, ha adquirido la totalidad de las actividades en el mundo de la multinacional por 4.925 millones de euros.

Las tres sociedades, socios a partes iguales en la transacción, han finalizado una subasta que se ha prolongado durante siete meses tras ofrecer 26,75 dólares por acción y asumir la deuda existente, cuyo montante total no fue revelado.

Precio mayor al de Bolsa

Urcelay subrayó que este precio, superior al valor bursátil de las acciones de Toys R US en el mercado estadounidense (13 dólares) pone de manifiesto la confianza del grupo comprador en el futuro del negocio.Aunque el grupo Toys R Us había expresado su interés en seguir operando su división Babies R Us que es la más lucrativa, ambas divisiones estaban demasiado unidas como para hacer posible esta alternativa.

La operación depende todavía de la aprobación de las autoridades reguladoras y de las autoridades de competencia, que puede producirse de aquí al próximo julio.”