La red de supermercados Lidl aterrizó en España hace casi 25 años y su expansión no ha tenido freno. Desde 1994 la marca alemana de supermercados no ha dejado de invertir en nuestro país hasta alcanzar las 540 tiendas, todas propias. De las cinco enseñas de supermercados que lideran el mercado nacional, tres apuestan por el modelo de franquicia (Carrefour, DIA, Eroski), mientras que Mercadona, al igual que Lidl, no terminan de sucumbir a este sistema de negocio.

Por lo tanto, para continuar inaugurando nuevos supermercados propios y centros logísticos en España, la marca Lidl busca inmuebles tanto para el alquiler, compra o derecho de superficie. No buscan una expansión en el modelo de franquicia como otras marcas, su expansión requiere ubicaciones para abrir el concepto de tienda adecuado para cada emplazamiento (desde áreas rurales hasta ciudades y metrópolis).

De este modo, dependiendo del entorno y las exigencias a la hora de edificar, la cadena de supermercados Lidl apuesta hasta por 5 modelos de tienda, que por ahora no se pueden franquiciar:

  • Supermercado estándar

Supermercado LIDL estándarEste nuevo concepto de supermercado estándar de Lidl puede implantarse en diversas superficies. No es un modelo de tienda nada convencional. Cuenta con una cara moderna, tecnología a la última (iluminación LED, control inteligente de climatización e iluminación) y un espacio de venta orientado al consumidor, además de lugar de servicio, para ofrecer a los clientes una experiencia de compra totalmente diferente y cómoda.

 

 

  • Supermercado emblemático

Supermercado LIDL emblemáticoLas zonas emblemáticas necesitan soluciones adecuadas a cada situación. Supermercados Lidl se ocupa de dar la mejor respuesta a las características de cada proyecto; ya sea una estación de ferrocarril, un campo de fútbol o incluso un edificio histórico. Implantan su concepto de supermercado en el lugar elegido adaptándolo a la imagen y semejanza del edificio. Por ello, para este modelo de supermercado de Lidl, se llevan a cabo proyectos a medida y soluciones arquitectónicas adaptadas a la zona y edificación existente, con la idea de dotarle todavía más de valor arquitectónico y funcional.

  • Supermercado urbano

Supermercado LIDL urbanoEste es el concepto de supermercado para la ciudad. Con este modelo de establecimiento se pueden aprovechar espacios más pequeños y adaptarlos a su imagen. Un concepto que aprovecha solares y edificios ya existentes dentro de la ciudad. Supermercados en cascos de ciudades muy transitados sin modificar el entorno urbano.

 

 

 

  • Supermercado en centro comercial

Supermercado LIDL centro comercialComo propietaria o arrendataria, tiendas Lidl aprovecha al máximo la fuerza de los espacios comerciales. Es sin duda un concepto de éxito, ya que cuando diversos comercios interesantes se ubican en una misma zona, crece la capacidad de atraer consumidores y compradores. En estos existen una elevada oferta de servicios, los accesos y las salidas son cómodos, los recorridos entre tiendas son breves y hay suficientes plazas de aparcamiento para los visitantes. Por todo ello, los supermercados se aseguran grandes ventas.

  • Supermercado metropolitano

Supermercado LIDL metrópolisEl supermercado metropolitano es ideal para el centro urbano. Una menor utilidad de la superficie y la fácil adaptación del diseño de la fachada permiten una penetración ideal en cascos urbanos con muchos edificios. Las ubicaciones en el casco de la ciudad son pocas y esto obliga a realizar construcciones para su adaptación. Supermercados Lidl ha encontrado un nuevo enfoque con una contracción flexible que permite construir más de una planta, en el que se consiguen nuevos espacios útiles perfectos para la gran ciudad.

 

En conclusión, Lidl no es franquicia. Pero existen muchas otras franquicias de supermercados como la franquicia DIA, franquicia Eroski/city, franquicia Carrefour, franquicia Alcampo, franquicia Coviran, franquicia Caprabo y muchas más. Un modelo de franquicia rentable y de éxito que no deja de crecer en nuestro país, con una inversión muy moderada.